¿Por qué se cortan tanto los labios en invierno?

Durante el invierno nuestros labios tienden a resecarse y a cortarse, lo que resulta molesto y bastante doloroso.

Esto se debe, principalmente, a que el clima frío es muy seco y nuestros labios no cuentan con las glándulas sudoríparas necesarias para mantenerse hidratados apropiadamente bajo estas temperaturas.

 

El frío y nuestros labios

Los labios secos y cortados durante el invierno son algo dolorosamente normal para muchos. Este clima tan poco húmedo es propicio para que nuestros labios se deshidraten, por lo que es aconsejable mantener un consumo estable de líquido y utilizar algún ungüento que los proteja del viento frío.

Es posible también que las grietas que aparecen en los labios sean producto de alguna alergia a un medicamento o culpa de la falta de determinadas vitaminas en nuestro cuerpo. Si no hay razón aparente para que te aparezcan estas cortaduras, piensa si has tomado algún medicamento nuevo al que puedas estar haciendo reacción.

El consumo de vitaminas A, B, C y E, presentes en muchas frutas, siempre es bueno para mantener nuestra piel correctamente hidratada, incluyendo los labios. Ten presente además que el consumo de tabaco es perjudicial para la salud y afecta, claro está, a nuestros labios, especialmente porque están en contacto directo con el cigarro.

 

Lo que puedes hacer para combatir los labios resecos

La sequedad de los labios no es algo que ocurra solamente en invierno por lo que los remedios que te damos pueden ser aplicados durante cualquier etapa del año. Lo primero es mantener una hidratación adecuada mediante la ingesta de líquidos, al menos dos litros diarios.

También podemos hidratar nuestros labios mediante la aplicación de determinados bálsamos con base de aceite naturales, como el de coco, aloe y cacao. Existen muchos productos diseñados específicamente para proteger nuestros labios de los rayos solares a la vez que los hidratan y que pueden aplicarse, justo antes de usar nuestro pintalabios favorito.